Introduciendo la Cosmética BIO

En la era de la información rápida en la que nos encontramos resulta curioso ver como se recuperan costumbres y aficiones que podrían catalogarse como “antiguas”, pero cambiando el adjetivo son “retro”, “vintage” o cualquier otro anglicismo. Yo creo que en realidad ir tan deprisa ha hecho “descarrilar” a más de uno, a mí en ocasiones, y al parar nos hemos reinventado y hemos querido compartir lo aprendido.

No es tarea fácil, cambiar implica replantearse esquemas, valores, enfrentarse a miedos, salir de nuestra zona de confort. Siempre hay algo que aprender y una buena manera es probar e intentarlo, dentro de nuestras posibilidades y atendiendo a criterios de sentido común,para decir que no estamos a tiempo.

La Cosmética BIO fue entrando poco a poco en mis rutinas diarias, porque tampoco creo en las verdades absolutas y por razones económicas también, para que mentir, el bolsillo lo nota; pero a largo plazo los beneficios son cuantiosos, a nivel personal,social y medioambiental.

Cuidar nuestro cuerpo es invertir en Salud; la piel y el cabello son nuestra carta de presentación. No hace falta ser esclav@ del espejo ni “posturear” en las redes sociales nos llevará a mejorar nuestra estima; sólo CAMBIAR nuestros hábitos hacia un consumo más sano y sostenible.

Dejar una opinión