El Greenwashing o porqué no es ” verde” todo lo que nos quieren vender

Creo que casi tod@s los que nos dedicamos a vender Cosmética BIO nos hemos visto ” engañad@s” en algún momento por marcas de cosmética que luego no eran tan ” naturales” como nos prometían. Sus productos eran diferentes de los que acostumbrábamos a ver en el supermercado,una vez que las droguerías fueron desapareciendo de nuestros barrios; además la estética del lugar de venta, el empaquetado o envasado de sus productos, sus texturas y olores, sí¡eran tan diferentes!; así marcas como Yves Rocher, The Body Shop, Rituals y otras fueron ganando cuota de mercado, con un público que buscaba productos diferentes y que no le importaba pagar un poco más.

De esto se han dado cuenta las grandes compañías de cosmética y no es extraño que ahora, con el mercado BIO en plena expansión, estas empresas hayan intensificado sus estrategias de marketing en hacer el Greenwashing; envases nuevos, con una estética que evoca plantas, flores o bosques, ingredientes “puros” como avena,coco, oliva y una cuidada publicidad que remarca que NO contienen parabenos, sulfatos o siliconas.

Harta ya de escuchar su publicidad día sí día también( fundamentalmente en Youtube, pues es mi hilo musical diario), aproveché una visita al supermercado para estudiar más a fondo uno de estos productos y el resultado no puedo dejarme más aterrada.

El producto elegido fue el Champú ” Oliva Mítica” de laboratorios Garnier. No me extenderé en el envase, nombre y demás características externas del producto,pues salta a la vista que han cuidado y estudiado para hacerlo atractivo.

foto fructis1 IMG artículo

A mí me interesa hablar del contenido; antes de profundizar deciros que para verificar la inocuidad de los ingredientes de un producto consulto una base de datos reconocida internacionalmente sobre tóxicos y medio ambiente, os dejo aquí el enlace www.ewg.net ; para quien no entienda el idioma de Shakespeare www.organics-magazine.com, de la periodista especializada Nina Benito, os será de gran ayuda.

Veamos el listado de ingredientes: En 250 ml hay al menos 15 ingredientes distintos, principalmente bases emulsionantes y conservantes artificiales, hace que me cuestione cómo es de natural.Como la inmensa mayoría de marcas, han eliminado de su composición el SLS o Sodium Lauryl Sulfato, un agente emulsionante, que además de hacer mucha espuma, puede provocar irritación en piel, ojos o a nivel pulmonar y degradarse en compuestos similares a las dioxinas, potencialmente cancerígenas. No obstante, no está exenta de polémica su cambio por el SLES o Sodium Laurteh Sulfate, pues sus efectos a largo plazo son similares.

¿ Y dónde está la ” Oliva Mítica”, rica en ácidos grasos, vitaminas, de perfume divino, que dejará nuestro cabello irradiando belleza ? Pues en un increíble octavo lugar, con lo que sospecho que será pequeño en porcentaje de este fruto en el champú.

Si queréis recordar los diferentes tóxicos que podemos encontrar en nuestro neceser de aseo os remito a mi artículo ” Dicen que tienes veneno en la piel“.

Pensad en los geles, desodorantes, cremas faciales y largo etcétera que usáis a lo largo de un día, en lo que está en contacto con vuestra piel y cabello, en cómo lo absorbe luego vuestro organismo. Pensad en vuestra salud, ahora y en el futuro.

Mientras no exista una ley o directriz específica que obligue a las marcas a poner con detalle qué porcentaje de ingredientes hay en un determinado producto mucho me temo que seguirán usando estrategias como el Greenwashing. Pero siempre podéis ir a una tienda especializada como Green Care Cosmética Natural, donde sabréis que cada producto ha sido estudiado y revisado, garantizando variedad ,cuidándote con lo mejor de la Naturaleza.

Gracias y espero que os guste.

 

Dejar una opinión